Eventos

Abril 2017
L M X J V S D
27 28 29 30 31 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Antiguos Alumnos

ADVIENTO

¡HE ESCUCHADO EL CLAMOR DE MI PUEBLO! (Éxodo 3,7)

Nuestra vida está llena de ruidos que no nos dejan pensar ni pararnos. Nuestra sociedad va tan deprisa que no nos deja reflexionar, ni respirar, ni tener un tiempo para nosotros… y tampoco un tiempo para Dios. Vamos acelerados, sordos de tantos ruidos, despistados por tantas voces que, al final, no terminamos de enterarnos de que Dios, sí, Dios, está a nuestro lado, hablándonos, susurrándonos, gritándonos que para Él somos importantes.

En el Adviento, que nos prepara a la Navidad, dejemos los ruidos, voces y gritos que en tantos momentos no nos dejan percibir la Voz de Dios. Que la Navidad de Dios sea capaz de movernos del sitio, de remover nuestro corazón y de llevarnos a cambiar.

Dice el evangelio: “Una voz grita en el desierto”. El desierto es el lugar donde no se oye. Es como hablarle a la pared. Esa es quizás la sensación de muchos, como si estuvieran predicando en el desierto, porque nada ni nadie cambia.

Pero en medio de tanto ruido la Voz de Dios sigue estando presente, aunque no la escuchemos. Y escuchar la voz de Dios es escuchar el “clamor de su pueblo”, como nos dice el libro del Éxodo: “He oído el clamor de mi pueblo”. Es el clamor de los pobres, de los que sufren de los que están siendo machacados.

Frente a tantos ruidos y tantas voces, Dios nos pide prepararnos para recibir a un Dios que se ha hecho pequeño, que se hace niño, que pasa desapercibido. Hay demasiadas situaciones difíciles y complicadas, demasiadas malas historias y malos rollos.

¿Somos capaces de escuchar el clamor del pueblo en cada una de esas situaciones?, ¿somos capaces de gritar para denunciar esas situaciones? O seguimos instalados en el ruido con el cual, reconocemos, que vivimos cómodos porque no nos complica la vida.

En el tiempo de Adviento se nos propone preparar nuestro corazón para que Dios pueda habitar en él. También se nos propone escuchar el grito de los pobres, de los débiles, de los que están solos. Dios está en medio de esas situaciones y por eso nos preguntamos: ¿dejaremos entrar a Jesús en nuestras vidas, escucharemos su voz en el grito de los más pobres, o seremos nosotros como aquellos que no le dieron posada?

 

NAVIDAD es JESÚS

 

Se acerca la Navidad y durante este mes de diciembre entre tantos preparativos de las fiestas, con sus cantos, comidas, compras, regalos, adornos… se nos puede escapar lo más importante y la única razón de ser de la Navidad: que Dios nace entre nosotros, para compartir nuestra vida y ofrecernos la salvación a todos. Y digo bien: a TODOS. Pero esto no es así.

Para muchos Navidad sigue siendo miseria y angustia, resulta de nuestra injusticia, insolidaridad y consumismo. Desde el Colegio queremos ofrecer un año más la oportunidad de compartir con los más necesitados y para ello hemos organizado una campaña de recogida de productos de higiene personal y de limpieza para la Casa de Acogida de Cáritas de nuestra ciudad de Don Benito.

Lo que cada uno aportemos lo iremos colocando al pie del misterio de Belén que hemos colocado en la portería del colegio, hasta el jueves 22 de diciembre, último día de clases, en horario de 8’00 a 18’30. Esos serán nuestros mejores regalos y más bonitos adornos.

CONVIVENCIAS DE PASTORAL JUVENIL

 

A principios de mes todos los cursos de ESO y BACH participaran en una jornada de convivencia en la ermita de Las Cruces, animadas por el equipo claretiano de Pastoral Juvenil Vocacional.

Últimas Noticias